¡ESTAMOS EN GETAFE! EN LA M-406 JUNTO A AIRBUS

Taller en Madrid para cambio de la junta de culata

Taller en Madrid para cambiar junta de culata

 
Taller en Madrid para cambio de la junta de culata

Al hablar del cambio de la junta de la culata las personas se preocupan, ya que es una reparación costosa y un poco complicada, la cual requiere de unas cuantas horas de trabajo, dado el trabajo minucioso que debe hacerse para llevarse a cabo de manera efectiva.

Pero es un trabajo debes contar con profesionales especializados tenemos el conocimiento y la experiencia adecuada, para realizar en nuestro taller Getafe un trabajo impecable de cambio de la junta de culata

¿Cómo puedes conocer si tu vehículo presenta problemas en la junta de culata?

La junta de culata está ubicada entre la culata y su bloque del motor, el cual se encarga de la estanqueidad que corresponde a la compresión del motor. Los problemas que se generan en esta pieza son provocados por sobrecalentamiento y en caso de avería resulta ser un gran gasto.

Síntomas a considerar para efectuar cambio de la junta de culata

Entre los síntomas que permiten determinar si la junta de culata presenta algún tipo de falla se pueden mencionar:

  • Presencia de aceite en el sistema de refrigeración.
  • Genera presión en el sistema de refrigeración.
  • Presencia de refrigerante en el sistema de aceite.
  • Problemas de fuga del refrigerante.

¿Qué es una junta de la culata?

Es una pieza encargada de conservar la estanqueidad de la comprensión del motor, evitando que el líquido refrigerante haga contacto con el aceite de motor durante el proceso de combustión.

La junta de culata es una pieza que encaja adecuadamente entre la superficie que corresponde al bloque del motor y la culata, ambas se cierran de manera hermética.

Ventajas e inconvenientes de los formadores de juntas y las juntas precortadas

Los formadores de juntas y las juntas precortadas permiten garantizar la estanqueidad de la unión, presentando cada una ventajas e inconvenientes que se señalan a continuación:

Formadores de juntas

  • Genera mayor capacidad en el sellado.
  • Se asientan, adaptándose mejor a la superficie.
  • Ofrece excelentes propiedades mecánicas, térmicas y químicas.
  • Minimiza la corrosión en el frotamiento.
  • No requieren cargas con compresión elevadas.
  • Proporciona mayor versatilidad y eficiencia.
  • Se requiere de precisión al aplicarlo.

Juntas precortadas

  • Fácil de colocar.
  • No ofrece versatilidad.
  • Capacidad de sellado es menor.
  • Costo elevado.
  • Capacidad de sellado se minimiza con el tiempo.
  • Presentan mayor fragilidad.

¿Qué implica cambiar junta de culata en el vehículo?

Por medio de la junta de la culata se permite unir la tapa de la culata con la del motor, siendo un elemento de suma importancia dado que permite garantizar la estanqueidad del mismo, así como que se mantenga la presión en el bloque donde se genera la combustión.

Es por ello que un funcionamiento inadecuado de esta junta en el vehículo generará inconvenientes en el funcionamiento del motor.

8 pasos para cambiar la junta de la culata

Los 8 pasos requeridos para el cambio de una junta de culata son:

  1. Desconectar la batería.
  2. Drenar el aceite y anticongelante del vehículo.
  3. Tener acceso a la junta.
  4. Retirar la junta.
  5. Limpiar y quitar la suciedad de la superficie de la culata.
  6. Colocar y fijar la nueva junta.
  7. Proceder a colocar nuevamente las piezas.
  8. Cargar el depósito con aceite y anticongelante.

¿Cuál es el precio de reparación de una junta de la culata?

La junta de culata es una pieza clave para el funcionamiento del motor del automóvil y para su colocación se requiere personal con experiencia y horas de trabajo dado el proceso que implica.

El precio de la reparación de esta pieza es de aproximadamente 800 Euros, además influye en el mismo el modelo del automóvil. Dado su precio en ciertos casos los dueños no pueden asumir el gasto de la reparación y prefieren comprar un nuevo automóvil, ya que en ciertas ocasiones el costo de reparación es superior al precio de uno nuevo que se pueda encontrar en el mercado.

¿La junta de culata se puede reparar con un sellador?

La reparación se puede llevar a cabo con un sellador, pero aunque pueda que no resuelva el problema permita alargar un poco la vida útil del vehículo.

Emplear el sellador es fácil y sencillo, con las indicaciones a seguir en su manual de instrucciones, solo debe drenarse el anticongelante, el depósito de agua debe estar lleno y el sellador, para ello se debe circular durante el número de kilómetros señalado en el manual. Luego se debe llenar esa agua con el sellador y se procede a colocar el anticongelante nuevamente.

Principal motivo de porqué se avería la junta de culata

La junta de culata permite el funcionamiento adecuado del motor, se encarga de asegurar la junta de estanqueidad de la compresión en el mismo. Esta pieza se sustituye dado el deterioro presentado por las altas temperaturas generadas.

Es por ello que el principal motivo para su deterioro es el sobrecalentamiento del motor, produciendo pérdida de agua o refrigerante, con lo cual la culata se quema y deja de funcionar, sometiéndose la junta a altas temperaturas en lo que la estanqueidad entre la culata y el bloque del motor se empieza a debilitar, logrando así que la culata comienza a deformarse.

Así mismo se puede generar por mal flujo del refrigerante en el circuito, su bomba no funcione adecuadamente, el termostato esté en mal estado o además en caso de que el radiador no funcione correctamente.

Ajuste inadecuado de la culata sobre el bloque

Esta pieza se debe encontrar adecuadamente ajustada en base al bloque del motor, para que así no pierda elasticidad, de no ser así no lograría absorber la dilatación producida generada entre la culata y el bloque cuando se encuentran expuestos a altas temperaturas, con lo cual la junta percibe impactos de manera continua y así los gases de combustión se rebosen en el exterior del cilindro, generando quemaduras.

¿Cómo identificar que la junta de culata se encuentra en mal estado?

Entre algunos de los aspectos que permiten determinar el mal estado de la junta tenemos:

  • Sobrecalentamientos del motor.
  • Mayor presión en sistema de refrigeración.
  • Disminución del líquido refrigerante.
  • Mayor consumo de agua y aceite.
  • Problemas de arranque en el motor.
  • Presencia de humo blanco o color gris claro en el escape.
  • Disminución de potencia y del rendimiento.
 

te damos soluciones. pide cita ahora.

©2015 ▷ Taller mecánico y de neumáticos en Getafe 🥇 | Neumáticos Joaquín